1 ene. 2008

Dudas Cutaneas

Niña de largos cabellos y sonrisa misteriosa, te entregaste a mis brazos y una vez más sólo atiné a dejar mis labios sobre tu suave rostro.
Durante meses me negaste tu cariño,y un deseo olvidado en la almohada de noches insonmes se ha manifestado como verdad.
La naturaleza humana es difícil de comprender y ahora,cuando mis pensamientos oscuros se hicieron cargo de mis sentimientos hacia tí, un beso tuyo removió el candado de la puerta del deseo.

Que puedo hacer, si mi cuerpo sucumbió al placer de una vieja alma que me vio sollozando bajo el manto de la Selene inerte.
Cuando mis besos cubrieron su piel y mis manos le recorrieron aún sin llegar nunca a la fuente de su vida.

No sabes cúanto he deseado que fueses tú la depositaria de mis besos, y tu ser la huella perdurable de mis caricias.
Que el tiempo nos encuentre sumergidos en el fuego amante, en donde los límites no rigen y sólo nuestras almas existen.

Quisiera cerrar mis ojos. sellarlos para la eternidad, pero mi niña, eso no se hará hasta que ellos se harten de observarte,
Quisiera despojarme de mi piel, dejar de sentir, sólo después de que tenga la certeza que te has cansado de recorrerme con tus gráciles manos de muñeca.
Y por último, dejar de vivir, teniendo como honor que me hayas deseado y amado hasta el fin de mis dias terrenales.

1 comentario:

Von Deckert dijo...

Me gusto. Siempre me gusta lo que escribes... pero debes mejorar.

Un fuerte abrazo

Busca Lo que te interesa

Háblame